#esquizofrenia

¡Hay luz al final del tunel!

¡Hay luz al final del tunel!

Años se lleva hablando de la teoría inflamatoria como una posible explicación de numerosos cuadros mentales graves, tales como la depresión y la esquizofrenia.

Por lo general y hasta la fecha, la teoría más establecida era la un disbalance cerebral de las monoaminas (serotonina, noradrenalina, dopamina…). Pero esta explicación es demasiado simplista. En esta teoría se basan muchos de los antidepresivos más empleados a día de hoy. Útiles para un gran número de pacientes, aunque no todos.

Schizophrenia Research

Aquí comparto el artículo publicado en Schizophrenia Research, del cual soy coautora.
Trabajé en él durante mi etapa en Nueva York, en el Zucker Hillside Hospital, una de las etapas que recuerdo con más cariño de mi vida.
Gracias aquellos que lo hicieron posible, en especial al Dr. Juan Gallego, y que nuestros caminos se sigan cruzando. 
Here’s the article published in Schizophrenia Research, of which I’m a co-author. I worked on it during my days in New York, at the Zucker Hillside Hospital.
Thank you to everyone that made this possible, especially to Dr. Juan Gallego, and may we meet again.

ANTIPSICÓTICOS Y DISMINUCIÓN DE MORTALIDAD EN ESQUIZOFRENIA

Los pacientes con esquizofrenia tienen una esperanza de vida unos 15-20 años menor que la población general. En diferentes estudios, esto se ha asociado a que presentan por lo general hábitos de vida poco saludables: suelen fumar mucho, tener una vida sedentaria con nula o poca actividad física, y además una dieta inadecuada. Todo ello hace que tengan factores de riesgo…