Mindfulness y los pensamientos negativos

Mindfulness nos ayuda a gestionar los pensamientos negativos

Tendemos a dar mucha importancia a los pensamientos negativos por los efectos que ejercen sobre nosotros, de ahí la importancia de aprender a gestionarlos.

Algunos de estos pensamientos que nos invaden en el día a día son la inseguridad, las dudas, la autodestrucción, el odio, el resentimiento, el fracaso.

Con las actitudes Mindfulness se trata de convertir esos pensamientos negativos en pensamientos positivos, o al menos neutros.

Se trata de recordar que los pensamientos van y vienen, aparecen y se van, y son constructos mentales, productos de nuestra mente que no tienen por qué definirnos, y que de hecho, muchas veces, ni siquiera son reales.

Mecanismos Mindfulness para gestionar los pensamientos negativos:

  • Exposición: observar, sin juicios, las sensaciones dolorosas para así reducir el malestar asociado al dolor y a la reactividad emocional. Ser conscientes de que las sensaciones no son permanentes para permitir una mayor apertura experiencial y libertad en la toma de decisiones.
  • Atención sostenida: Atención plena mantenida para mejorar la aceptación de los estados emocionales negativos, sin tratar de evitarlos o huir de ellos. Para mejorar su tolerancia.
  • Cambios cognitivos: La atención plena modifica la forma en que uno se relaciona con sus propios pensamientos. Al tomar conciencia del pensamiento y de los afectos que éstos tendrían en la vida de uno, se gana libertad frente a los mismos.
  • Autogestión: Entrenando la atención plena se mejora la auto-observación y se promueve el uso de habilidades en la toma de decisiones y en la forma de hacer frente a las cosas.
¿Quieres más información acerca de nuestras sesiones de mindfulness?

Contacta conmigo